15 ago. 2012

Pura

De algún modo la necesidad se presentaba en mi. Escribir, llenar espacios en el blanco de la pantalla, espacios que me parecían perfectos para prostituir con ese algo que brotaba de mis dedos. Me pasaba tardes escribiendo cosas sin sentido, o con algún sentido ínfimo para mi. Digo ínfimo, porque ya no las recuerdo. Ya no hay mucho que recuerde. Le escribía a mi propia nada, al agujero hueco de mi existencia, al filo de la espada de utilería que intentaba martirizarme, les escribí a los platónicos deseos de mi inconciente, a los llanos bosques de emociones tatuadas, a las cargas, a las descargas, a lo predecible, a mis fantasmas. Escribía entonces para sentirme, como cuando salgo sin paraguas, como cuando una lagrima se desparrama por mi labio superior salándolo y me regala esa sensación excitante. Ningún texto fue para alguien más que para mi. Tal vez, porque siempre supe que nadie iba a leerlos como yo, ni a percibir siquiera ese suspiro que recorre mi espalda cada vez que una yema se coge a una tecla. Escribir es mi acto más egoísta, no importa quién revuelva, quién analice, quién relea, quién me juzgue o quién corrija. Nadie conoce el frenesí que embebe mi cuerpo cuando lo hago y siento que palabra me inmortaliza.

24 ago. 2011

Cero

...Soportar ronquidos, tus idas al baño, tu odio a mi alarma, tu cara de dormido y el pelo revuelto en mal aliento.

El último chau de dos besos consecutivos, de querer quedarte durmiendo y mirarte mientras tomo el café con leche.

Extraño todo el entero.

Mi cuerpo te pide, mi mente me confunde, mi corazón te busca, donde estas?

Estoy atada a los nuestros, no puedo dejarte allá ni puedo tenerte acá.

23 jun. 2011

Datos Adjuntos.

"La pimienta es la sal de los valientes".

7 abr. 2011

ileso

“Terminar con su mundo solitario era una batalla muy difícil de ganar...sobre todo porque creía que no tenía contra quien luchar.”

3 semanas.

“No hay nada más excitante que despojarse de una duda”

Así, con ese comentario pedante empezó mi primer encuentro cercano con la psicología.

Bola

Lo menos esperado es siempre mucho mejor que lo esperado; ya que lo esperado siempre está dentro de la regla, mientras que lo menos esperado rompe el molde.
O sea que somos todos originales y creativos.
Aunque lo más esperado es que cuando estamos al pedo hagamos cosas sin sentido.
En ese sentido dejamos de ser lo menos esperado y pasamos a ser lo más esperado dentro de la regla, por consiguiente, somos todos unos pelotudos.
Pero pensándolo mejor…yo no espero nada de todos ustedes y tampoco espero mucho de mí misma.
Así que nadie espera nada, por consiguiente no hay ni menos esperado, ni nada por esperar.

30 mar. 2011

S.O.

El cielo y el infierno. Una llave rota o una taza de leche. Leyes que dependen de un ínfimo detalle. Dos lugares distintos pero iguales. La diferencia entre ellos depende solo de un hilo.
No encontramos solo objetos, también hay personas, ingenieros, mozos, picazos, creativos, secretarias, profesores, alemanes, marinos, feriados, gerentes, músicos. Todos juntos, cosas y personas coordinan las leyes.
La estadía infinita por el cielo y el infierno se convierte en aquel abismo por cual caemos de manera solitaria para descubrir quién es uno, sin saber donde se está parado.